Problemas circulatorios - Guia de Bienestar

Problemas circulatorios

Si tiene problemas de circulación, es importante seguir las recomendaciones de tu médico para mejorar tu salud y prevenir complicaciones.

 ·  23/10/2023
Problemas circulatorios

Los problemas circulatorios son una condición en la que la sangre no fluye correctamente por el cuerpo. Esto puede causar una variedad de síntomas, como dolor, entumecimiento, hormigueo y problemas de cicatrización.

¿A quiénes afecta?

  • Personas con aterosclerosis
  • Quienes tienen diabetes
  • Aquellos que viven en climas fríos
  • Algunas mujeres (enfermedad de Raynaud)

¿Qué son?

Los problemas circulatorios o vasculares más frecuentes son la hipertensión y la aterosclerosis; también existen varias anomalías que alteran el proceso de coagulación, y hay enfermedades caracterizadas por la disminución del riego sanguíneo en las áreas afectadas.

Algunas dolencias comunes son los aneurismas, la claudicación intermitente, la flebitis y la enfermedad de Raynaud. A continuación te damos una breve explicación de ellos.

Los aneurismas son protuberancias con forma de globo. Aparecen en regiones arteriales frágiles, en especial en la aorta, la arteria más grande del cuerpo, que nace justo en el corazón. Muchos de los aneurismas que se presentan se deben a una debilidad congénita; otros pueden atribuirse a la aterosclerosis y a la hipertensión.

Los síntomas de la claudicación intermitente incluyen intenso dolor de piernas y calambres que se presentan al caminar. La falta de oxígeno producida por la reducción del aporte sanguíneo es lo que causa el dolor. La claudicación intermitente es frecuente en personas con diabetes o aterosclerosis.

El término flebitis se refiere a cualquier inflamación de las venas. Esta dolencia suele darse con mayor frecuencia en las grandes venas superficiales de las piernas (entre la rodilla y el pie). Aunque produce dolor, la flebitis superficial no es tan peligrosa como la inflamación de las venas ubicadas en regiones más profundas de las piernas, que puede provocar una tromboflebitis. Este padecimiento se caracteriza por la formación de coágulos en el sitio inflamado, que pueden fragmentarse y viajar al corazón y los pulmones.

La enfermedad de Raynaud produce periodos de entumecimiento, hormigueo y dolor en los dedos de manos y pies debido a la constricción o a la presencia de espasmos en las pequeñas arterias que llevan sangre a las extremidades. Por lo general, la exposición al frío desencadena el malestar; en algunas personas, el estrés también puede detonar los ataques.

Aunque se desconocen las causas, las mujeres son nueve veces más propensas a padecer la enfermedad de Raynaud. Se cree que en muchos casos el tabaquismo es el culpable. Algunas víctimas también presentan lupus, artritis reumatoide u otros padecimientos inflamatorios de tipo autoinmunitario.

Consejos de nutrición

Si bien no existen planes de alimentación específicos para tratar los problemas circulatorios, las siguientes medidas permiten manejar las distintas alteraciones y promueven el bienestar general.

  • Adopta una dieta baja en grasas y sal. Esto ayuda a prevenir los problemas circulatorios causados por la aterosclerosis y la hipertensión, sobre todo en casos de aneurisma.
  • Come frutas y verduras frescas. Su consumo abundante aporta vitamina C, un nutriente necesario para fortalecer y conservar los vasos sanguíneos en buen estado.
  • Incluye más cebollas y ajo. Son especialmente útiles para mejorar la circulación sanguínea. Después de picar el ajo, déjalo reposar 10 minutos antes de ponerlo al fuego. Esto permitirá activar tanto la alicina como sus potentes derivados, a fin de liberar todo el poder nutricional del ajo.
  • Añade más pescado. Las dietas que incluyen varias porciones por semana de pescados grasos u otras fuentes de ácidos grasos omega 3, así como alimentos ricos en vitamina E, ayudan a reducir la inflamación y evitar la formación de coágulos. El ácido gamalinolénico, una sustancia presente en los aceites de prímula y borraja, produce un efecto similar; no obstante, debes consultar con tu médica antes de consumirlo, porque podría interactuar con algunos medicamentos de venta controlada.

Consejos para la vida diaria

Las siguientes medidas, junto con una dieta equilibrada, pueden promover tu salud general y prevenir el empeoramiento de cualquier problema circulatorio.

  • Ejercítate. Los programas de acondicionamiento físico, en combinación con dietas muy bajas en grasas, como el enfoque promovido por el cardiólogo estadounidense Dean Ornish, pueden ayudar a aquellos que tienen problemas circulatorios.
  • Evita el cigarrillo. No fumes y haz todo lo que puedas para no ser fumador pasivo (es decir, cuando respiras humo de segunda mano).
  • Prueba las compresas calientes. Para las personas con enfermedad de Raynaud, las compresas calientes en pies y manos, así como las medidas destinadas a evitar las bajas temperaturas, ayudarán a prevenir o minimizar los molestos ataques.
  • Usa los medicamentos necesarios. Es posible tratar la flebitis con aspirina y otros fármacos antiinflamatorios. También se pueden administrar trombolíticos para hacer frente a la tromboflebitis. En algunas ocasiones, es ne- cesario tomar medidas adicionales para evitar que los coágulos lleguen a órganos vitales.
  • Habla con tu médico. La gente con obstrucciones graves en ocasiones necesita ciru- gía para corregir el problema.


X