Acné: Alimentos que sanan y otros que dañan - Guia de Bienestar

Acné: Alimentos que sanan y otros que dañan

La relación entre los alimentos y el acné no es ficción; y hay algunas investigaciones que así lo indican.

 ·  14/06/2023
Acné: Alimentos que sanan y otros que dañan

El acné es un problema común de la piel que afecta a muchas personas en todo el mundo.

Aunque existen diversas causas de esta afección, como el exceso de producción de sebo, la obstrucción de los poros y la inflamación, la alimentación también puede tener un papel relevante en su aparición y severidad.

“Deja que el alimento sea tu medicina y que tu medicina sea el alimento”. Este consejo sigue tan vigente hoy como hace más de 2,000 años, cuando el médico griego Hipócrates acuñó la frase.

Alimentos que sanan

  • Brócoli
  • Col
  • Naranja
  • Frutos rojos
  • Kiwi
  • Melón
  • Pimiento (ají)
  • Espinaca y otros vegetales de hojas verde oscuro
  • Pescado
  • Aves
  • Granos integrales
  • Lentejas
  • Aguacate
  • Papa
  • Plátano
  • Ostión
  • Linaza (lino)

Estos alimentos pueden dañar

  • Los que tienen alto contenido glucémico, como papas, gaseosas, harina blanca y azúcar refinada

Alimentos restringidos

  • Lácteos
  • Complementos de ciertas algas
  • Sal yodada
  • Altas dosis de vitaminas
  • Complementos de vitaminas B6 y B12

¿A quiénes afecta el acné?

  • Adolescentes y jóvenes
  • Adultos, sobre todo mujeres (50% de las que tienen entre 20 y 29 años)
  • Mujeres en etapa posmenopáusica

Consejos para la salud

Casi todas las personas han tenido un brote de acné ocasional. Es más frecuente durante la adolescencia, cuando afecta a 85% de los jóvenes. Un número creciente de adultos también padece acné, sobre todo las mujeres de entre 20 y 29 años, y de nuevo, después de la menopausia. Se cree que las hormonas, incluyendo la testosterona y la insulina, son las responsables de la mayoría de los casos. Pero la relación entre los alimentos y el acné no es ficción; y hay algunas investigaciones que así lo indican.

Los lácteos, en particular, pueden causar incremento en los niveles de algunas hormonas, en tanto que los azúcares refinados aumentan los de insulina. En ocasiones, la sensibilidad a un alimento exacerba el acné que ya está presente. Por ejemplo, el quelpo (kelp), un tipo de alga marina, puede causar acné quístico severo, y la sal yodada puede provocar brotes de acné. Si crees que eres sensible a ciertos alimentos, trata de eliminarlos de tu dieta durante varias semanas para comprobar si hay mejoría.

Cabe la sospecha de que algunos casos de acné severo sean hereditarios. Ciertos medicamentos también pue- den causarlo, como los esteroides y otros agentes hormonales, las preparaciones con yodo, el litio y los anticonvulsivos. Con frecuencia, el estrés desencadena un brote de acné, posiblemente debido a que se alteran los niveles hormonales y a que se estimula la ansiedad por comer.

Te puede interesar leer: Alimentos que ayudan a la salud de la piel

Nutrición

Una dieta sana, con base en las siguientes pautas, ayudará a prevenir el acné y a mejorar la salud de la piel:

Limita los productos lácteos y los alimentos con un alto índice glucémico. Reduce el consumo de leche si sospechas que te está causando brotes de acné. Limita o evita por completo las gaseosas azucaradas y los alimentos elaborados con harina blanca.

Consume alimentos ricos en vitaminas A y C.

Ayudan a mantener una piel saludable. Las células presentes en la secreción grasa de las glándulas sebáceas contribuyen al acné. El betacaroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A, puede reducir la producción de estas células, mientras que la vitamina C es un poderoso antioxidante que podría estimular el crecimiento de nuevas células de la piel. Las mejores fuentes de betacaroteno son las frutas de colores brillantes y los vegetales verde oscuro, y las de vitamina C son los cítricos, los frutos rojos, el kiwi, el melón, el pimiento (ají), el brócoli y la col.

Elige alimentos ricos en vitamina B6.

Se encuentra en carne, pescado, aves, granos integrales, frijoles, lentejas, aguacate, frutos secos, papa, plátano (banano) y vegetales de hojas verdes. La vitamina B6 puede reducir el acné al ayudar a regular las hormonas implicadas en el desarrollo de este tipo de lesiones en la piel.

Come alimentos ricos en cinc.

Algunas investigaciones relacionan este mineral con la salud de la piel, y afirman que puede ayudar a mejorar el acné. El cinc promueve niveles sanos de hormonas y mejora la cicatrización. Lo encuentras en los mariscos, sobre todo los ostiones, la carne roja, las aves de corral y los granos integrales.

Opta por alimentos ricos en omega 3.

Pueden ayudar a prevenir la inflamación. El pescado y la linaza (lino) son ricos en estas grasas saludables.

No intentes autotratar el acné con complementos.

En la mayoría de los casos es mejor obtener nutrientes por medio de los alimentos, pues tomar altas dosis de vitaminas y minerales tiende a empeorar la afección. Algunas investigaciones muestran que las dosis altas de vitaminas B6 y B12 pueden agravar el acné, y las de vitamina A pueden causar resequedad y descamación de la piel y pérdida de cabello. También se ha relacionado el exceso de consumo de vitamina A con un mayor riesgo de osteoporosis.

Puedes también leer: 8 trucos sencillos para cuidar la piel


X