Los movimientos correctos al levantar cosas - Guia de Bienestar

Los movimientos correctos al levantar cosas

Levantar cosas de forma incorrecta puede provocar lesiones, especialmente en la espalda. Por eso, es importante aprender a levantar cosas de forma segura y eficiente.

 ·  16/10/2023
Los movimientos correctos al levantar cosas

La causa principal del dolor agudo de espalda es levantar objetos usando una mala técnica. Hacerlo puede empeorar cualquier condición preexistente u ocasionar molestias a largo plazo. Las personas que, debido a su trabajo, necesitan cargar muchos objetos o peso corren más riesgo. Por ejemplo, quienes se dedican a la enfermería geriátrica se lesionan la espalda con mayor frecuencia. También puedes checar: Cómo respirar para aliviar el dolor de espalda

Cómo levantar y empujar objetos sin riesgo

Usar una técnica adecuada para levantar objetos puede ayudarte a disminuir la probabilidad de dañar tu espalda. Antes de cargar algo, comprueba su peso; si te parece muy pesado, pide ayuda a alguien.

Empujar o jalar objetos pesados también puede ocasionar problemas en la zona de la columna. Si te es posible, empújalos; de esta forma, tu espalda baja recibirá menos presión. En caso de que necesites levantar algo pesado, inclínate doblando las rodillas y concentra la fuerza en las piernas, no en la espalda.

Sigue estos pasos:

  1. Acércate lo más que puedas al objeto, con los pies separados a la distancia de la cadera o a ambos lados del objeto (un poco hacia delante). Dobla las rodillas e inclínate, con la espalda recta y los músculos del abdomen tensos.
  2.  Mantén el objeto cerca de tu cuerpo al aprovechar el impulso de las piernas para ponerte de pie. Conserva la espalda recta y levántate con las piernas.
  3.  Ten cuidado de no girar el cuerpo antes de estar completamente de pie

Los movimientos correctos al levantar cosas (1)

Cómo realizar actividades de forma segura

Hay muchas medidas y dispositivos que te pueden ayudar a aligerar la carga. Estos son solo algunos de ellos. Un terapeuta físico podría aconsejarte mejor, con base en tus necesidades específicas. Puedes conseguir los productos en tiendas de suministros médicos o en Internet.

La mayoría de las medidas que te presentamos aquí son sencillas y accesibles. En caso de que necesites realizar modificaciones más costosas en tu casa, quizá puedas solicitar un crédito. Consulta al sistema de salud de tu localidad.

Adapta tu casa

Puedes hacer varias cosas. Por ejemplo, poner una cesta debajo de la ranura para el correo de la puerta principal evitará que te agaches. Si colocas manijas más grandes en las puertas, lograrás jalarlas mejor.

También te será más fácil abrir las puertas si instalas manijas con forma anatómica. En cuanto al tema de la electricidad, los enchufes con mayor sujeción son bastante útiles, pues es más sencillo conectar y desconectar los cables.

Los interruptores de presión o deslizantes brindan mayor comodidad al encender y apagar las luces, y utilizar auriculares evitará que debas sostener el teléfono junto al oído durante un largo tiempo.

Sala de estar

Colocar uno o varios cojines o una almohada de cuña en una silla o sillón te ayudará a levantarte sin mayor esfuerzo. Otra alternativa son los bloques especiales que se ponen debajo de las patas de las sillas para elevarlas.

Un asiento tipo catapulta permitirá que te reclines cómodamente en una silla, y también te ayudará a ponerte de pie al apoyarte en él. Existen asientos portátiles para las personas que padecen osteoartritis, con los que una silla normal puede transformarse por completo.

Otro consejo es considerar tener a la mano tenazas especiales que te faciliten tomar cosas sin tener que pararte o agacharte.

Cocina

Guarda los objetos de uso frecuente en lugares de fácil acceso para que no tengas que agacharte o estirarte demasiado. Colocar palancas giratorias en las manijas o los interruptores de esta parte de la casa los hará más fáciles de usar.

En el fregadero, los grifos de palanca son más cómodos que los giratorios; si no quieres o no puedes cambiarlos, hay varios accesorios disponibles en el mercado para adaptarlos.

Si requieres abrir frascos o botellas, usa dispositivos diseñados para tal fin, así como ganchos especiales para jalar los anillos de las latas. Y aprovecha que se han vuelto a poner de moda los carritos de servicio. ¡Así evitarás tener que cargar platos pesados!

Al cocinar y comer

Los utensilios de cocina con mangos grandes o curvos son mucho más fáciles de usar si experimentas rigidez en los dedos.

También los cuchillos curvos, en forma de media luna, se adaptan muy bien a la mano y facilitan la tarea de cortar y picar todo tipo de frutas, verduras y hierbas.

Considera tener cubiertos con mangos grandes, platos ligeros y tazas con asas de buen tamaño para que sea mucho más seguro sujetarlos.

Por otro lado, las ollas livianas con un par de asas son más fáciles de levantar sin que su contenido se caiga o se derrame, y las tablas de cortar con puntos de sujeción mantienen los alimentos en su lugar mientras los cortas.

Cuarto de baño

Piensa en reemplazar los grifos convencionales por monomandos, que son más amables con las manos. A la hora de bañarte, usar esponjas o cepillos para el cuerpo con mangos largos protegerá tus brazos y tus hombros, y una bata gruesa te ayudará a absorber el exceso de agua sin necesidad de estirarte.

Otra buena idea es instalar un pasamanos o barras de apoyo junto al escusado y dentro de la ducha. Las bañeras con una altura al nivel del piso hacen que entrar y salir de ellas sea más sencillo, pero su instalación es costosa.

Estudio

Considera la opción de colocar reposamuñecas o almohadillas de espuma frente al teclado de la computadora para proteger tus manos. Si tomas descansos frecuentes, reducirás la tensión en las muñecas.

En caso de que las articulaciones de tus manos estén muy dañadas, consigue un programa que controle la computadora mediante la voz. Esto facilitará tu trabajo y lo hará menos doloroso.

Auto

Tener un espejo retrovisor panorámico y espejos para los puntos ciegos evitará que fuerces tu cuello. Puedes instalar un asiento giratorio especial para entrar y salir con comodidad del vehículo.

También existen hebillas y otros dispositivos fáciles de usar para los cinturones de seguridad. Si no tienes uno, considera la posibilidad de comprar un auto con dirección asistida y transmisión automática.


X