Vivir con animales de compañía - Guia de Bienestar

Vivir con animales de compañía

Los animales de compañía no solo brindan felicidad, sino que también conllevan responsabilidades; básicamente, estas recaen en los adultos de la casa.

 ·  06/06/2023
Vivir con animales de compañía

Le dan vida al hogar y hacen más entretenida la rutina. Pueden ser una fuente de consuelo o un amigo fiel con quien jugar. Por eso es necesario tener presentes algunas cosas para poder disfrutar plenamente la experiencia de vivir con ellos.

¿Debes tener un animal de compañía?

Antes de decidirte a vivir con una mascota —ya sea un perro, un gato, un conejo o un ave— piensa en cómo sería la vida con alguien más en casa. Si bien los animales de compañía son una fuente de regocijo, también conllevan responsabilidades.

  • Primero debes considerar si tu casa o apartamento es apropiado para tener una mascota. ¿Hay suficiente espacio? ¿Tienes muebles, alfombras o cortinas valiosas o delicadas? Toma en cuenta que es muy probable que un animal de compañía —especialmente un gato, un conejo o un roedor— arañe o mordisquee los muebles tapizados. Además, los animales generan mayor desorden. Si alquilas, habla con el dueño o el administrador del inmueble para saber si se permiten las mascotas.
  • Los animales de compañía necesitan cuidados, atención y actividad, lo cual significa que debes invertir tiempo en ellos todos los días. No puedes confiar en que los niños digan que se harán cargo. La responsabilidad es de los adultos de la casa.
  • Todos los miembros del hogar deben estar de acuerdo en adquirir un animal de compañía, pues este representará un nuevo —y en algunos casos, exigente— integrante de la familia. Ciertos animales, como los gatos y los perros, viven hasta 15 años o más. También debes cerciorarte de que nadie en casa sea alérgico a su pelaje.
  • Hay varios gastos relacionados con un animal de compañía: alimento, casa, caja de arena, etcétera. Las mascotas se enferman, lo cual implica que debes visitar al veterinario. Además, puede resultar costoso dejarla en una pensión mientras te vas de vacaciones. Tener un perro conlleva gastos de registro, peluquería y escuelas de entrenamiento.

Solución rápida: A fin de evitar desilusiones, antes de adoptar una mascota debes hablar con conocidos tuyos que tengan animales en casa para que te cuenten sus experiencias.

¿Qué animal de compañía es ideal para ti?

Casi todos los niños desean una mascota en algún momento, y muchos adultos no pueden imaginar la vida sin ellas. Pero, ¿cuál es el animal ideal para ti?

¿Sales a trabajar todos los días? ¿Tienes niños con la edad suficiente para convivir con una mascota? Si pretendes llevarte bien con un animal de compañía a largo plazo, debe existir un buen equilibrio entre lo que la mascota necesita y lo que tú deseas de ella.

  • Un perro es como un miembro más de la familia. Estos son animales sociables que disfrutan la compañía de las personas. Para ellos, una familia humana es como su jauría. No puede haber duda de quién es el líder de la jauría, y este no puede ni debe ser el perro, pues entonces no obedecerá tus órdenes. Algunas razas son ideales para familias con niños pequeños, pero bajo ninguna circunstancia debes dejar que tus hijos cuiden y entrenen al animal. Los perros son ideales para personas que cuentan con una cantidad razonable de tiempo para pasarlo con ellos; les gusta salir a caminar aun en días ventosos y con lluvia, y están dispuestos a invertir horas y esfuerzo en su entrenamiento. Si vives solo y no siempre tienes tiempo, puedes buscar un paseador que lo saque a caminar a cambio de una tarifa razonable.
  • Si sales de casa para ir a trabajar, tendrás que hacer que el perro se acostumbre a tu ausencia, o bien contar con alguien de confianza que lo cuide mientras no estás. En caso de que viajes a menudo por cuestiones de trabajo, deberás pensar seriamente si un perro es el animal de compañía indicado para ti.
  • Otro aspecto importante que debes considerar es que entre más grande es un perro, más difícil suele ser tenerlo como mascota. Además, ciertas razas son más fáciles de entrenar que otras. Solo quienes han tenido experiencia con perros deben considerar ser dueños (o tutores, como se les llama actualmente) de una raza grande o “difícil”.
  • Por lo general, los gatos son criaturas bastante independientes que adoran su libertad. No les molesta el contacto cercano con las personas, e incluso se acurrucan con sus tutores. Sin embargo, no debes esperar de ellos el mismo grado de lealtad y apego que demuestran los perros. Los mininos son adecuados para personas que pueden pasar algo de tiempo con una mascota y desean compenetrarse con ella, pero que también respetan la independencia del animal. A los niños les gusta acariciarlos y jugar con ellos, pero los más pequeños deben aprender que los gatos dejan muy en claro cuando algo no les agrada.
  • Los gatos necesitan una alimentación regular y una caja de arena limpia. Aparte de eso, puedes dejarlos por su cuenta y ellos se entretendrán solos.

Conejos, hámsters, aves y peces

Los conejos son criaturas tímidas, ideales para personas tranquilas y consideradas con los animales de compañía. A pesar de que lucen muy tiernos, no les gusta mucho que los alcen en brazos. Cuando lleves un conejo a casa, dale tiempo para que se adapte a su nuevo entorno antes de acariciarlo y jugar con él. Estos animales son adecuados para niños que están en edad de hacerse responsables de alimentarlos y limpiar la conejera. Los conejos necesitan cierta cantidad de espacio; calcula alrededor de 4 metros cuadrados para dos o tres de ellos. Puedes dejarlos solos durante varias horas sin problema, siempre y cuando tengan la compañía de otros conejos; no les gusta estar completamente solos.

Si te llevas bien con los conejos, seguramente te agradarán los cuyos. Estos animalitos requieren cierta cantidad de espacio. Aunque son muy sociables, necesitan un lugar para aislarse de vez en cuando (una caja pequeña dentro de su cobertizo funcionará bien). Los cuyos son adecuados para los niños, siempre y cuando a ellos les quede claro que estas criaturas no son juguetes, sino compañeros
de juegos que necesitan cuidados. En lo posible, debes tener al menos dos de ellos, pues les agrada la compañía de su propia especie.

Los hámsters son animales nocturnos. Están despiertos mientras tú duermes, escabulléndose de un lado a otro; cuando amanece, se acurrucan en su cobertizo. No son muy recomendables para los niños, pues les desagrada que los mimen y están activos solo de noche. Pero son perfectos para los adultos que llegan tarde a casa, cuando estos pequeños roedores están en su apogeo. Un hámster también es una buena opción para quienes tienen poco tiempo y espacio, pero aun así desean vivir con una mascota.

Los periquitos, o periquitos australianos, son aves sociables que deben tener compañía de su propia especie; de lo contrario, se sienten solos y se aburren. No obstante, si su tutor le dedica suficiente tiempo, un periquito puede adaptarse a la soledad. Estas criaturas suelen ser muy dóciles, y algunas incluso aprenden a hablar. Los adultos mayores con problemas de movilidad pueden disfrutar mucho de estos animales de compañía, al igual que los niños, aunque sus papás deben ayudarles a cuidarlos.

Es fácil cuidar peces; solo necesitan comida y agua limpia. Sin embargo, el mantenimiento de una pecera exige algo de trabajo. Pídele al emplea- do de una tienda especializada en acuarios que te asesore para montar uno, y pregúntale qué necesi- tas para mantener a tus peces saludables durante mucho tiempo. Estas criaturas son adecuadas para personas que desean tener un animal de compañía, pero prefieren evitar el ruido y el desorden.

Ahorra dinero: En vez de comprar un gato o un perro, ¿por qué no acudes a un albergue y te llevas a casa un animalito sano y vacunado? Estarás haciendo una buena obra.

¿Qué te espera con un animal de compañía?

  • Ya sea que se trate de un gato, un perro o un conejo, si tienes un animal con pelo largo es importante que le des mantenimiento a dicho pelaje. Los gatos son muy limpios y únicamente las razas de pelo largo necesitan que las cepillen. Por otro lado, varias razas de perros requieren un aseo constante. Es indispensable examinarles las orejas a todos los animales y cortarles las uñas con frecuencia. Si tienes conejos, revisa el pelaje y la parte inferior de sus patas traseras con frecuencia para asegurarte de que estén limpios; córtales las uñas a menudo.
  • Los perros hacen sus necesidades fuera de casa, pero los gatos, conejos, hámsters y animales de compañía similares usan una caja con arena dentro de casa, y es necesario limpiarla todos los días. Los animales que viven en cobertizos requieren un lugar limpio para dormir y descansar. Hay que asear las jaulas una vez a la semana y cambiar la arena cada dos o tres días.
  • Una buena higiene es indispensable cuando convivimos con animales de compañía. Perros, gatos, hámsters y periquitos pueden transmitir diversas enfermedades a los humanos. Asegúrate de tomar las precauciones necesarias, sobre todo si te gusta acurrucarte con ellos.
  • Muchos tutores de perros los quieren tanto que les gustaría darles besos en el hocico, pero por razones de higiene es mejor no hacerlo. Estos animalitos peludos tienen la manía de meter la nariz en todas partes, incluyendo tierra, desechos de otros animales y basura —para ellos, cuanto peor huela algo, mejor—, así que al besarlos te arriesgas a pescar todo tipo de gérmenes. Es muy probable que no te enfermes cada vez que lo hagas, pero las probabilidades definitivamente están presentes.
  • Los dueños de animales de compañía a menudo se preguntan si deben lavarse las manos cada vez que los acarician. Eso sería un poco exagerado, pero desde luego que es aconsejable hacerlo antes de cocinar o comer.
  • En cuanto a permitirles a los animales de compañía dormir en nuestra cama, existen distintas opiniones. Hay a quienes les encanta acurrucarse con su gato o su perro, y no dudan en compartir la cama con ellos. Sin embargo, muchos médicos advierten que esto implica un riesgo para la salud, pues aumenta las probabilidades de que las garra- patas o pulgas presentes en el animal se transmitan a los humanos. Además, los gérmenes y la caspa de su pelaje pueden causarnos alergia.
  • Presta especial atención a la higiene cuando los animales de compañía y los niños entren en contacto, pues estos últimos son más propensos a contraer enfermedades que los adultos. Cerciórate de que tus hijos no besen a sus mascotas ni dejen que estas les den lengüetazos. Si un animalito llena de saliva a tus hijos, lava la zona lamida inmediatamente con agua y jabón.
  • Además de seguir buenas prácticas de higiene, es importante que el veterinario revise frecuentemente a los animales de compañía y los vacune. Desparasita a tu mascota y aplícale tratamientos contra pulgas y parásitos del corazón (dirofilariasis), para estar seguro de que tanto niños como adultos pueden hacer contacto con ella sin poner en riesgo su salud.
  • También es recomendable identificar qué cosas dentro de tu casa podrían representar un riesgo para los animales de compañía y tomar las medidas pertinentes para protegerlos.

Truco de los expertos: Debes esterilizar a tu gato, a menos que desees que se reproduzca. Castrar a un gato macho evitará que marque su territorio por toda la casa con un olor desagradable, y hacerlo en las hembras eliminará la posibilidad de que entren en celo y atraigan a todos los gatos machos del vecindario.

Tips

  1.  Los animales de compañía no solo brindan felicidad, sino que también conllevan responsabilidades; básicamente, estas recaen en los adultos de la casa.
  2. Un perro es ideal para personas con bastante tiempo libre a las que les gusta salir a caminar.
  3.  A los conejos no les agrada estar solos.
  4. Los periquitos suelen ser muy dóciles; algunos incluso aprenden a hablar.
  5.  El mantenimiento de una pecera implica algo de trabajo.

¡PRECAUCIÓN!

Nunca acaricies a un animal que no conozcas. No es posible saber si un perro tiene un carácter agresivo, y algunos lanzan mordidas simplemente por temor. Los perros desconocidos también pueden ser portadores de garrapatas o enfermedades.

Te puede interesar leer: Creencias populares sobre perros y gatos


X