Vitamina E (tocoferol) - Guia de Bienestar

Vitamina E (tocoferol)

Es una vitamina liposoluble, lo que significa que se disuelve en grasas. Es un antioxidante, lo que significa que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

 ·  10/11/2023
Vitamina E (tocoferol)

 La vitamina E, también conocida como tocoferol, es una vitamina liposoluble que se encuentra en los alimentos. Actúa como un antioxidante, lo que significa que protege las células del daño causado por los radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que pueden dañar las células, lo que puede conducir a enfermedades crónicas, como el cáncer, las enfermedades cardíacas y el Alzheimer.

  • En dosis bajas, previene la arterioesclerosis.
  • Mejora las funciones inmunitarias.
  •  Es un potente antioxidante.

Lo que debes saber

La vitamina E, también conocida como tocoferol, engloba distintos compuestos químicos on una misma función. Se diferencian en su estructura química y eficacia.

Para una mejor comparabilidad, las recomendaciones de ingesta se dan en equivalentes de tocoferol (ET).  El alfatocoferol es la forma más común y eficaz de esta vitamina liposoluble, la cual se almacena durante un tiempo relativamente largo en el tejido graso y el hígado.

Se encuentra principalmente en los aceites, los frutos secos (nueces, almendras, maní, avellanas) y las semillas (de girasol, de sésamo, de linaza); todos estos alimentos son muy ricos en grasas. Si se lleva una dieta baja en grasas puede ser difícil ingerir suficiente vitamina E, en cuyo caso los complementos pueden ser de ayuda.

Efectos principales

Una de las funciones más importantes de la vitamina E es proteger las paredes celulares. Sin embargo, su actual fama se debe a su capacidad como antioxidante para prevenir ciertas enfermedades: vuelve inofensivos los radicales libres, que son moléculas inestables de oxígeno que de otra manera atacan a las células. También desempeña un papel importante en el sistema inmunitario.

Es posible que la vitamina E pueda prevenir el cáncer al proteger las paredes celulares y actuar como antioxidante, pero los resultados son contradictorios y se necesitan realizar más investigaciones al respecto.

Beneficios

De acuerdo con algunos estudios, la vitamina E también tiene un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares (como los infartos al miocardio y los EVC) al contrarrestar el efecto perjudicial del colesterol “malo” (LBD) y los coágulos de sangre.

También frena los procesos inflamatorios asociados a las enfermedades del corazón. La Asociación Americana del Corazón señaló que existen pocas pruebas de que el uso de complementos para prevenir enfermedades cardiacas tenga los mismos beneficios que llevar una dieta rica en antioxidantes naturales.

Es aquí donde se destaca la importancia de seguir una alimentación sana.

Cuando falta este nutriente

Si el organismo no recibe suficiente vitamina E, puede haber daños en los nervios, trastornos del sistema inmunitario y anemia, lo cual es poco frecuente.

Existe un riesgo para las personas con mala absorción de grasas (por ejemplo, pancreatitis crónica), con alcoholismo y quienes reciben alimentación artificial.

Cuando se consume en exceso

No se han informado efectos tóxicos causados por cantidades excesivas de vitamina E, pero pueden aumentar la tendencia al sangrado. Las dosis altas tienden a causar efectos secundarios leves e inhibir la absorción de vitamina A.

Recomendaciones

  • El tocoferol tiene la mayor potencia biológica. Se obtiene principalmente de la soya. También existen mezclas sintéticas de diversos compuestos de tocoferol, los cuales tienen aproximadamente dos tercios de la actividad de la vitamina E natural. Presta atención a la información del envase.
  • Los expertos recomiendan tomar vitamina E junto con otros antioxidantes, como la vitAmina C, para tener una mejor absorción. Esto puede ayudar al cuerpo a reciclar sus antioxidantes y minimizar los riesgos de tomar un complemento único en dosis altas.
  • Para usar el tocoferol de forma externa, abre una cápsula y aplica el aceite sobre la piel o utiliza una crema comercial que lo contenga.

Fuentes alimentarias

Una excelente fuente de vitamina E es el germen de trigo. También se encuentra en mayores cantidades en aceites vegetales, frutos secos y semillas (por ejemplo, en las almendras y las semillas de girasol), verduras de hoja verde y productos integrales. El almacenamiento prolongado y la cocción pueden destruir parte de la vitamina; por ello, se recomienda que los aceites se guar-den en un lugar fresco y oscuro.

Posibles efectos secundarios

  • En general, la vitamina E se tolera bien y no es común que se produzcan efectos secundarios.
  • Una dosis alta de vitamina E puede aumentar el riesgo de hemorragia en alguien con deficiencia de vitamina K.
  • Es poco frecuente, pero al aplicarla de forma externa, la vitamina E puede causar dermatitis de contacto y una reacción alérgica llamada eritema multiforme.

Precauciones

  • Informa a tu médica si estás tomando complementos de vitamina E.
  • Si tomas anticoagulantes o ácido acetilsalicílico, debes preguntar a tu médico si puedes tomar vitamina E. Ten especial precaución si estás en tratamiento con cloroquina, clorpromazina o propanolol.
  • Debido al elevado riesgo de que se presente una hemorragia, debes hablar con tu doctor sobre la toma de vitamina E antes de una cirugía. Los expertos recomiendan utilizar complementos de alta dosis hasta dos semanas antes de una operación.
  • Toma dosis elevadas solo bajo supervisión médica si padeces un trastorno en la coagulación de la sangre o una deficiencia de vitamina K, si has presentado hemorragias cerebrales o si tienes un mayor riesgo de padecer embolia pulmonar o flebitis.

En general, la vitamina E (tocoferol) es una vitamina esencial que juega un papel importante en la salud del cuerpo. Una dieta saludable que incluya una variedad de alimentos ricos en vitamina E puede ayudar a garantizar que obtenga la cantidad suficiente de esta vitamina importante.


X