5 amenazas que desaparecen cuando caminas - Guia de Bienestar

5 amenazas que desaparecen cuando caminas

Caminar revierte la hipertensión, reduce los niveles de colesterol malo, eleva los del bueno y fortalece los huesos.Estos son cinco enemigos de la salud que puedes vencer con tan solo poner un pie frente al otro.

 ·  21/04/2023
5 amenazas que desaparecen cuando caminas

Caminar revierte la hipertensión, reduce los niveles de colesterol malo, eleva los del bueno y fortalece los huesos. Y las investigaciones siguen sumando beneficios a la lista.

Estos son cinco enemigos de la salud que puedes vencer con tan solo poner un pie frente al otro.

Sedentarismo

En un estudio en 37,000 voluntarios, los expertos descubrieron que el sedentarismo —ir de la cama al auto y del auto al sillón, como hacemos muchos— es más letal que el tabaquismo. Caminar es el remedio natural contra esta amenaza (también llamada “enfermedad de la silla”), pues reduce drásticamente la probabilidad de presentar un evento vascular cerebral (EVC), cardiopatías, diabetes o cáncer. Según investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Harvard, basta con dar un paseo de 30 minutos al día para reducir el riesgo de infarto entre 30 y 40%.

Kilitos de más

Aunque basta con dejar de comer para entrar en ese vestido que quieres ponerte, la ciencia confirma lo que cualquier persona con un armario lleno de ropa para temporada “flaca” y “gorda” ya sabe:
las dietas no ayudan a conservar la línea en el largo plazo. Entonces, ¿qué hacer? Adivinaste. Según un estudio en curso, de las 4,000 personas que lograron bajar 15 kg y mantener esa mejora por más de un año, 78% acostumbra caminar.

Grasa visceral

Oculta en la cavidad abdominal, alrededor de los órganos internos, esta grasa genera muchos procesos dañinos: diabetes, cardiopatías, hipertensión, EVC, etc. Y no es posible eliminarla solo con dieta; es necesario moverse. En un estudio reciente realizado en el Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest, las mujeres que caminaron de 1.5 a 3 km tres veces por semana redujeron el volumen de sus adipocitos (células grasas) abdominales hasta en 18% en cuatro meses (las células de las mujeres que hicieron dieta pero no se ejercitaron conservaron la misma cantidad de grasa en su interior).

Resistencia a la insulina

Los kilitos de más y la falta de actividad física conspiran para hacer que decenas de millones de personas desarrollen un padecimiento silencioso. Este mal, llamado resistencia a la insulina, impide que el cuerpo utilice adecuadamente la hormona encargada de regular la absorción de glucosa sanguínea. Lo anterior eleva el riesgo de desarrollar diabetes, cardiopatías, enfermedad de Alzheimer y varios tipos de cáncer. Y, sin embargo, el mejor tratamiento no se encuentra en las farmacias.

Según un reconocido estudio en personas con resistencia a la insulina, caminar disminuye la probabilidad de padecer diabetes tipo 2 hasta en un impresionante 58% (los medicamentos contra la diabetes disminuyen el riesgo en tan solo un 31%). Hacer ejercicio reduce las concentraciones de glucosa en la sangre de inmediato debido a que la fibras musculares la absorben. Además, las células permanecen más sensibles a la insulina por varias horas después de la actividad física.

Estrés

La tensión crónica irrefrenable eleva las concentraciones de cortisol y otras hormonas del estrés durante días, semanas e incluso años. ¿El resultado? Más dolores de cabeza, noches sin dormir, trastornos digestivos, depresión y niveles altos de glucosa sanguínea (hiperglucemia). Según diversos estudios, caminar combate la ansiedad permanente al relajar los músculos, liberar a la mente de las preocupaciones y disparar las concentraciones de sustancias químicas cerebrales que producen sensación de placer (serotonina y dopamina).

No es de sorprender que, en un estudio de ocho años llevado a cabo por la Universidad Temple en 380 mujeres, las voluntarias habituadas a caminar dijeron sentirse mucho menos tensas que las participantes más sedentarias. En otro estudio, caminar ayudó a personas con insomnio a conciliar el sueño 15 minutos antes y a dormir una hora más por la noche.


X